Home

Nosotros

El Perro Geométrico

Gacetilla

GACETILLA___________________________________________________________________-------------__---------------------------Volver

 

Año II – Número 28

BERENJENAS EN ESTUDIO

El fenómeno de las leguminosas y el trato de las mismas en el campo de la genética, como todos sabemos, están en constante crecimiento. Los descubrimientos en este sector de la ciencia crecen día a día, llegando a estratos inesperados e increíbles.
En los campos mongoles, donde crece la berenjena (que no es leguminosa, pero se ha proclamado a sí misma como que casi lo es) de color violeta berenjena, un grupo de científicos en el campo de la genética han encontrado un excelente área para el estudio de la macrogeneración del ímpetu leguminosos. Los Genéticos (como se hacen llamar a sí mismos) estudian nuevos modos de ejercer cambios en el ADN de una casi-leguminosa como es la berenjena, para “favorecer a los cambios continuos que hacen bueno a este planeta”, como diría el Dr. Frankestein, maestro en Genética Leguminosa, salido de la UBA. “El cambio constante en que se encuentra el mundo es imparable, y nosotros no estamos aquí para detenerlo, sino para que nos lleve por delante. ¡Sí, señor!”, diría el doctor.
Lo cierto es que él y cuatro doctores más, provenientes de la República Oriental del Uruguay, se han encaminado a Mongolia, y han estado trabajando en su nuevo descubrimiento, la berenjena parlante.
“Creemos que con unos toquecitos a lo Enzo Francescoli, podemos generar una inteligencia artificial en la ya mañosa Berenjena. Se ha estudiado que este es uno de las casi-leguminosas más inteligentes, algo así como los delfines dentro del reino animal”, comentaría Juan Pérez, Licenciado en Leguminosas y Otras Hierbas, “se conocen casos de iluminados Jedis aconsejados y encaminados por los consejos de este sabio fruto de la naturaleza, y esto no te lo digo para mentirte, te lo digo porque es verdad”, concluía.
Los estudios de los cinco doctores se encuentra detenido porque por ahora en Mongolia hace un frío bárbaro. “…y así no se puede seguir…”, diría una de las berenjenas. “Sucede que Juan Pérez es ventrílocuo, y a veces no nos damos cuenta y es él el que habla. Cómo nos hace reír este loco…”, dirían entre risas y carcajadas.

 

Año I – Número 27

HACIA ATRÁS

Si bien durante largas décadas la electricidad ha dado lugar a avances tremendos, como la calesita o los controles remotos, que permiten cambiar de canal sin moverte del lugar, antes de ésta no había electricidad. Es decir, no había movimientos de electroncitos del positivo al negativo, porque, como a los electroncitos no  se los había descubierto, en realidad ni se les ocurría moverse, para qué si nadie sabía siquiera que estaban. Por esto, siglos atrás, los electroncitos ni despegaban un pie de su casa, se quedaban ahí nomás, todo el día jugando al Ludo (o así dicen, al menos).
Las nuevas facetas globalizadoras del mundo, donde todo se sabe en todos lados, han provocado una gran intercomunicación entre electroncitos que de otra manera ni se conocerían. De a poco, los electrones, han formado grupos de autoayuda, de historia, (del Ludo ni se habla), entre otros rubros.
Y de a poco, muchos electrones conocieron lo que era de su pasado, cuando nadie se movía, todos la pasaban bomba en su lugar. En conclusión, se ha llegado a una medida drástica.
Los electrones se dieron cuenta de que todos van hacia delante, hacia el negativo, sin saber que, en realidad, hay otras posibilidades, hay elección. Es por esto que, sin previo aviso, se llevará a cabo la medida, en alguna de las semanas venideras (por supuesto, semanas dentro de su calendario). Los electrones todos comenzarán a ir hacia el otro lado, todos para atrás. No quedará ni un fracasado que se quede dando vueltas del positivo hacia el negativo, sino que todos comenzarán a dar vueltas del negativo al positivo. Esa es la nueva onda, y ahora todo va a ser así.
El informe entregado al comisionado Mahoney, indica textualmente que “si ya todos se habían acostumbrado a vivir con todos nosotros estáticos (ja ja) , no tenemos duda de que se podrá vivir con nosotros dando vueltas al revés; un saludo a Pikachu y a Voltorb que era mejor pero nadie lo conocía, porque ahora hasta los Pokemones se hacen los caretas y salen por la tele”.
El comisionado Mahoney aceleró hacia la máquina de café y tomó uno de a sorbos, salpicando el informe.
“Los ventiladores comenzarán a girar para el otro lado, la K va a ir marcha atrás, todo va a cambiar; la maquinita que remueve el helado, las maquinitas de afeitar eléctricas, esperemos que el excusado siga girando en su sentido normal ”, diría luego, asustado.


Por la ironía.

Chiste robado a Matt Groening

Año I – Número 26

LONGEVIDAD

Se ha comenzado a investigar cierta conjunción de propiedades que podrían favorecer el crecimiento cultural de la humanidad.
Como muchos sabemos, la tortuga es el animal de mayor longevidad dentro del Planeta Tierra. A su vez, la cebolla aporta vitaminas y minerales esenciales que favorecen en su totalidad a aumentar la longevidad del individuo que ingiere dicha hortaliza. De la misma manera, la risa es sana y maravillosa para aumentar segundos en nuestra barrita de vida, que es como la de la energía en el Mortal Kombat®  pero que marca cuánto nos queda de vida.
Un grupo de científicos enteramente suecos, junto con un líder de descendencia danesa, ha adentrádose en las Islas de los Galápagos (donde están las tortugas grandotas) y ha comenzado a estudiar diversas formas de aumentar la ya extensa longitud de vida de estas criaturas: las Tortugas de los Galápagos. “Estas tortugas, si te ponen una mano encima, te duermen”, fue el primer comentario Max Payne, uno de los suecos, magistrado en Valores Morales, “pero vinimos bien preparados”. Max Payne, con una remera de las Tortugas Ninjas, “para empezar bien las tratativas, viste; ya van viendo que soy un fan”, como diría él, nos adentró en el barco que los acercó a la isla. Abriendo el camarote inferior, el olor fue insoportable; “Veinte toneladas, y esperamos un barco más. Cebollas de Argentina, Uruguay, Chile y de otras aldeas de allá por el sur”, concluiría Maxi, como le dicen los amigos. Luego nos acercó hasta la proa del barco, donde un gran cajón entreabierto se nos presentaba. Al abrirlo, vimos que eran todos libros de diversos estilos, pero todos de Humor. “Y acá tenés de todo, cuentos de gallegos, chistes bobos, los colmos de todos, monólogos de Seinfeld, videos de bloopers, de todo”.
La ecuación no es difícil de completar. Las tortugas serán alimentadas a cebolla y agua, y hay que hacerlas reír y reír.
“Vamos a estar en esto un mes y medio, parando los domingos”, diríanos Max, “ah, y si llueve no hacemos nada, ni a gancho, nos mojamos todo si no”.
Las pruebas y estudios para aumentar la longevidad de las tortugas ya comenzaron, y las apuestas son varias, pero principalmente la de comenzar a guardar información dentro de estos seres, que serían capaces de mantenerla intacta por años y años de vida. El proyecto, al parecer absurdo, ya fue avalado por el presidente de los Estados Unidos, y por el Sultán Jorge de los Emiratos Árabes Unidos.
Las tortugas no han opuesto resistencia, pero su nuevo mal aliento les impide, hasta el momento, interactuar entre ellas, por lo que parecería que se está provocando una rotura en los lazos de fraternidad de estos animales tan unidos.

Año I – Número 25

FE DE ERRATAS

Increíble, pero cierto. La noticia es de Gacetilla, pero no se puede ocultar la fuente segura y quisquillosa que editó este artículo, digno de una entrega semanal a las que estamos acostumbrados. Luego de una fehaciente sesión informativa, nuestro gerente de edición consultó a nuestro Ave Angelical que custodia la producción y ésta no pudo negarse. Hete aquí pues, la fuente, noticia y epígrafe encontrados la semana pasada (el artículo estaba en inglés, pero lo tradujimos para mejor entendimiento del lector):

 

London Times, Viernes 24 de Septiembre de 2004
LA HISTORIA SE NOS DA VUELTA
Un increíble error de impresión daría vuelta casi sin retorno uno de las partes más grandes de la historia universal

Entre los más grandes emperadores de la historia antigua se encuentra el pequeño y gran francés Napoleón Bonaparte, conquistador y visionario de los siglos XVIII y XIX.
A su vez, hemos estudiado las historias en relación al descubrimiento de América, avistada por Américo Vespucio, al mando de Cristóbal Colón, capitán de la travesía encabezada por tres carabelas, desde Europa hasta las Indias. Dicha empresa fue llevada a cabo a finales del siglo XV.
Durante el último año, el 2003, un tumulto comenzó a correrse a través de una legión de historiadores, que sostenían diversas versiones de un error grave en la narración de la Historia. Los hechos investigados y deducidos durante el primer semestre de este año, gracias a largas conversaciones y embelesadas lecturas y convenciones, se da ahora a conocer que el papel en los hechos históricos de Cristóbal Colón y el de Napoleón Bonaparte fue transpuesto y equivalentemente confundido e intercambiado entre ambos.
Napoleón Bonaparte habría encabezado a la Pinta, la Niña y la Santa María, llegando con el apoyo de la Reina Isabel de España hasta América, sólo por error, mientras que Cristóbal Colón sería el pequeño emperador francés con ansias de conquista. Jenn Gardé, historiador: “El error parece haber ocurrido a causa del origen común de las familias Colón y Bonaparte, ambas de origen Italiano. A partir de allí los nombres fueron intercambiados. Recordemos esto, que no es poco, sólo los nombres fueron cambiados, la historia sigue siendo fehaciente y cierta, no nos confundamos en eso”.
La noticia haría que cientos de años de estudio de historia hayan sido confundidos, aunque sea sólo por un nombre. Los libros de historia ahondarán en cientos de reimpresiones de enteras publicaciones, o grandes carteles y publicidades de “Fe de Erratas” se llevarán adelante por todo el mundo.- Gregory Ambert, London Times

 

Año I – Número 24

FABULOSO

“Esopo está de la nuca”. “A Esopo le chifla el moño”. Varios escritos con toda clase de discrepancias acerca de la personalidad del famoso fabulista griego, fueron encontrados en las paredes de una antigua ciudad en ruinas, sumergida millones de pulgadas debajo de la superficie marítima.
Un grupo de ingleses exploradores marítimos y licenciados en cosmetología, comenzaron hará unos años un proyecto de investigación por medio de sondas electromagnéticas, para buscar concentraciones de oleaginosas no perecederas por el fondo abisal de nuestro planeta. Cosmetólogos de alma, pretendían sacarle a Jacques Cousteau la posta en cuanto a investigaciones por ahí abajo. “Ese francés chanta se la re-creía; ahora nosotros vamos a sacarle la posta en cuanto a investigaciones por ahí abajo”, decía un cosmetólogo optimista, mientras se rasuraba con una navaja inglesa.
Tras unos años de investigación que traían como conclusión principal que oleaginosas ahí abajo no había, la sonda empezó a titilar con furia.
Corría el veranito del año pasado, y todos se paseaban en remera por babor y estribor, proa y popa, yin y yang. “La sonda se puso como loca, titilaba, tiraba lucecitas verdes y rositas, re divina”, comentaba uno de los ingleses, “ya lo había hecho una vez, pero como acá nadie tiene idea para qué sirve ese aparato…”. La cuestión fue que alguien le dio imprimir, y la máquina imprimió un largo pergamino, lleno de relaciones de coordenadas, y debajo un cartelito que decía: “Miren para abajo nomás, no sean opas”, dando a entender que todo lo de las coordenadas era puro chamullo y que lo único que había que hacer era mirar para abajo. Por supuesto, Johnny quiso colocarse la escafandra primero, “soy al único al que le queda bien”, como siempre repetía. Bajó bien abajo, siempre mirando en esa dirección, y la encontró.
Una ciudad increíblemente bien conservada a través de los milenios, se asentaba en el fondo marítimo, exactamente debajo del barco con la sonda. Las columnas de la plaza principal todavía se levantaban con firmeza “…aunque tenían un poco de fango en sus extremos”, comentaría Johnny, “las casas parecieran vivas, y los adornos de las casuchas para perros están intactos”, diría emotivamente, evocando el cariño que le guardaban los griegos a sus canes.
De tan sorprendente e inesperado descubrimiento, lo que más sorprendió fue una especie de caja fuerte encontrada en el centro de la plaza del pueblito. Luego de abierta, se encontraron dos compartimientos. En uno de ellos, escritas a puño y letra, páginas y páginas, firmadas con el nombre de Esopo, como aseguraría el traductor del nao. A su lado, una serie de escritos públicos firmados por el poder ejecutivo del pueblito. Estos escritos formulaban los siguientes (duros) estamentos:
“Acá el amigo Esopo relata cosas de las más extrañas. El muchacho está majareta. Uno de nuestros espías lo ha seguido, y lo ha encontrado entablando diálogos con cigüeñas (animales muy raros en nuestra zona), zorros, y hasta con hormigas. Lo citamos para que declare su situación, y él ha dicho: ‘Yo escribo con el alma y con las dos manos, es decir soy tridiestro’. La tozudez con que defiende la dicha de poder comunicarse con los animales, y la maña con la que asegura de que éstos lo escuchan, le hablan y le ayudan con sus historias es de no creer. Asegura que sus historias van a marcar el camino de la historia del planeta. Sin embargo no nos atrevemos más que a guardar secreto de ellas, por miedo a que los dioses se nos vengan encima.”
La tristeza inmensa invade a los clubes de fans de Esopo, que mundialmente ya juntan dinero para reventar a esos señoritos que acusaron barrabasadas del fabulista “más grande de todos los tiempos”.

Año I – Número 23

EXTRAVIADO

Nuevos mensajes y señales lejanas han estado llegando a la NASA desde hace ya unas semanas. Una vieja nave espacial a la deriva se ha estado reportando con imágenes y mensajes indescifrables, desde una locación increíblemente lejana.
El trasbordador espacial Mc 3,14159 fue lanzado fuera de la atmósfera terrestre en el transcurso del año 1993. Por un año y pico, navegó hacia la nada, propulsado por combustible gaseoso. Durante ese año, fotografió sectores hasta ahora nunca vistos por el ser humano, tomó nota de coordenadas desconocidas y descubrió atajos para llegar más rápido. Fueron meses de felicidad para todos en la NASA, porque estaban abriendo nuevas vías de investigación jamás pensadas, dado el invento revolucionario del O2 de flujo continuo. Alan White y Paul McCartney, ambos astronautas de alto vuelo, se sentían re bien allá arriba, y, según ellos, “…la magnitud de lo que estamos haciendo es inmedible, o sea, no se puede ni medir…”. El problema surgió a unos 34 millones, más o menos, de años luz, contando desde el kilómetro doce de la 9. Allí la comunicación se cortó mientras Paul McCartney contaba sobre los “…diamantitos multicolores de la superficie de este planeta re-vuelamente…”. En ese momento la NASA perdió contacto con el Mc 3,14159, y desde ese momento decidió reportarlo como perdido, ya que Alan White había dicho que “…al final del Universo parece que no llegamos más, así que damos un par de vueltas y nos volvemos…”. Por esto, no hubo mucha preocupación en la NASA, ya que pensaban que en un año y pico (lo mismo que habían tardado en ir) estarían de regreso. La preocupación llegó después, cuando el hombre se dio cuenta de que en Marte podría haber vida, por lo que mandó una sonda con un tema de Blur.
Once años más tarde, unas señales empezaron a llegar desde una nave espacial olvidada. Eran mensajes del Mc 3,14159. Un aplauso general se escuchó en la base de Cabo Cañaveral, como esa vez que nos salvamos de la caída del meteorito pero que se murió Bruce Willis. Un código extraño escribía palabras incomprensibles, pero firmaba ‘Paul, tomate un formol’. “Ah, mirá… rima”, dijo un cabo de Cabo Cañaveral. Los mensajes comenzaron a llegar como un  aluvión. Luego fotos y más fotos. Pero las fotos eran fotos de Paul haciendo morisquetas en la nave, sacando la lengua, comiendo berenjenas en conserva. Un mensaje fue enviado por la NASA hacia la nave. La respuesta fue breve: “Alan palmó; yo sigo acá solo y la paso re bien, así que me importa tres belines la NASA, el dulce de membrillo y qué sé yo qué se cuánto”. Ante esta respuesta inesperada, la conclusión fue lógica. ‘Perdida de la cordura’ es lo que figura ahora en el archivo de la operación Mc 3,14159.
Entre varios mensajes, (que hasta hoy siguen llegando) uno solo quedó bien archivado, los demás se tiraron a la basura. Decía textualmente: “Por acá -y miren que viajé de lo lindo- no hay vida muy inteligente que digamos. Si bien hay un par de locos que saben hablar, no se les entiende un pomo. Se hacen todos los vivos, pero no entienden nada.”

Año I – Número 22

TODOS RELOCOS

“Cuánto hace que no te veía”, diría él. “Y sin embargo llueve”, diría su amigo. Esta ola de comentarios absurdos acontece en estos días en las calles de Uzbekistán, nación del Asia Central que nadie conoce. “Me duele el coco”, diría ella. “A vos te no te habrá abducido un ser no terrícola, ¿no?”, contestaría su marido.
Los comentarios se extienden de Norte a Sur y de Este a Este (es un país sin Oeste, y con poquitos habitantes). Pocos comprenden su causa, pero varias investigaciones realizadas por la CNN en conjunto con Nike revelan una aberrante verdad: Este fenómeno está siendo causado por una agrupación terrícola, que se está aprovechando de los uzbekistanes (en realidad, desconocemos el gentilicio) con fines puramente económicos.
(“Qué tipo infradotado”, dirían el joven. “Lo deben haber diseñado en honor al vocal Manuel Belgrano”, diría el carpintero.)
Al parecer, una relevante sociedad nació de la penúltima reunión del G-714, donde se reúnen los 713 hombres más poderosos del mundo, junto con un can divertido. Allí se discutió la inclusión en el mercado de un nuevo producto, desconocido hasta ahora, pero sí conocido su inteligente nombre: “Le querían poner Uzbekistán, que está extremadamente relacionado con el uso del producto”, declararía un anónimo, al parecer el número 243, “pero uno se acordó del país, y dijo que era una aberración ponerle ese nombre… no sé qué le habrán hecho a ese loco, yo lo quería”, concluyó sollozando por su antiguo amigo, que parece haber sido asesinado y enterrado con un overol rosa tras disentir abruptamente ante la idea del nombre. “Uno dijo de ponerle Usbequistán, con ‘ese’ y con ‘cú’, pero no daba”, declaró el número 666 (uuh), “entonces de común acuerdo se decidió que sí o sí había que tener ese nombre. Es perfecto, si pensás en Uzbekistán, ya está, la idea viene sola... otro nombre no podía ser”, terminó, mordiéndose el labio, porque le daba satisfacción hacerlo.
(“No, no, no”, negaría él; “Sí, sí, sí”, afirmaría su compañero; “Pasa que así se suceden acontecimientos falsos”, declararía Gardel, erradicado en Uzbekistán).
La cuestión es que es extremadamente posible que las dos situaciones estén altamente relacionadas. Las hipótesis marcan que un líquido raro fue colocado en el agua que va a las centrales hidroeléctricas, haciendo que la luz generada afectara las centrales nerviosas de los receptáculos orales y pensantes de los uzbekistaneros (ese gentilicio no es), haciendo que éstos pierdan la facultad de relacionar conceptos y situaciones ajenas a las que le hayan sucedido durante su pubertad. La segunda hipótesis reclama la aparición de un dios malo, que genera canciones tipo Mambrú constantemente y a nivel bien subliminal, revolviendo los pensamientos de los uzbekistaníes. (“Volviendo al tema central, a mí me encantó”, gesticularía ella; “A mí me estafó”, reclamaría su pareja).
Lo que se sostiene como cierto, es que cualquiera de los dos casos está siendo producido por un agente pensante más poderoso, y todo marca que es el G-714 el que está llevando a cabo y solventando los gastos de estos acontecimientos. Otros opinan que es Buda, pero todos sabemos que Alá lo fulminó con la mirada, y el primero se quedó en el molde.
En poco tiempo, opinan los sociólogos, Uzbekistán dejará de llamarse así. “Lo que sucede es que si nadie de allí se da cuenta, como notamos que ahora nadie se da cuenta de nada, va a venir uno y le va a dar peniques por el nombre oficial del estado uzbekistaní, y ya está, se quedan sin nombre… y ahí se arma una maroma que ni te cuento…”, definiría el sociólogo que sabe.

Año I – Número 21

DESMINTIENDO UN MITO

Ayer por la tarde, un alto funcionario obtuvo los resultados de un largo estudio realizado alrededor de la cordillera de los Andes. Dicho estudio hubo de comenzar meses antes, tomando como inicio el lugar geográfico donde se desvanece la cordillera bien al norte hasta Santa Cruz, provincia de la Argentina, donde la cordillera se achica hasta el alto de una cerbatana erguida.
La investigación fue impulsada por funcionarios del Mercosur, luego de varios rumores que llegaban a oídos de los mismos. “Estaba en boca de todos”, declararía el mayordomo de la Asamblea com mayúscula, “todos venían diciendo lo mismo”. Estas palabras aludían al rumor de que tanto Piegrande como el Yeti habían emigrado de sus habitáculos primordiales (el primero en California, el segundo por Asia Menor) y residían últimamente en algún recoveco de la Cordillera de los Andes. El rumor se intentó mantener en secreto, pero como por los pasillos se corre la bolilla, el temor abrumó a los habitantes de las ciudades cordilleranas a lo largo de toda la cadena montañosa. Los rumores ya habían llegado al talante de “se quieren venir para acá porque les conviene el cambio monetario”, “se vienen porque acá están las más lindas”, “se conocieron por chat y buscaron un lugar para encontrarse”, y otros más que denotan una relación íntima entre los abominables con la que no concordamos.
La cuestión es que se comenzó a recorrer por medio de helicópteros, parapentes, se contrataron alpinistas sanguinarios y no temerosos, mercenarios olvidados de antiguas guerras sandinistas; todos los cuales coparon la cordillera de punta a punta. Grandes anzuelos con inmensas carnadas sobrevolaban por sobre los picos más fríos, sin encontrar más que cabras monteses haciendo señas groseras a los pilotos, agobiadas por el peso de una muchedumbre no acostumbrada.
Luego de meses de intenso gasto de presupuesto y dinero recaudado con rifas pro-búsqueda de los Mostros, lo único en claro que quedó fue que “Acá las míticas criaturas no están, y si estuvieran están bien escondidas. En cuanto al Monstruo del Lago Ness, era una broma con intereses políticos. Recibimos, además, un mail largo con doble intención de parte del Minotauro que asegura que el Yeti no existe y que si existe es un botón, y un Fax del Cíclope que asegura que Piegrande vive con él y es por demás cariñoso, con una foto adjunta que creemos fue retocada con algún sófuar de esos nuevos. Así que ni se mosqueen, que está todo en orden”, en las palabras del alto funcionario anónimo, que tiene como hobby montar barriletes, y aspira a llegar bien alto en esto de la política.
Una vez más, Piegrande no es argentino ni el Yeti peruca.

Año I – Número 20

FERNANDIZACIÓN DEL ESTADO

En la zona más al norte del mundo, se están dando una serie de fenómenos socio-culturales de un talante lejano a la supermodernización que plantea nuestra sociedad democrática expansiva liberal.
Ya para el fin del bienio pasado, los habitantes de esta helada zona practicaron un sufragio para decidir su destino; un sufragio particular en cuanto a su delicada forma de llevarlo a cabo. Esta votación dio como resultado el llevar a cabo la ‘fernandización’ del estado. Luego de hacer varios trámites y de centralizar el Correo del Norte, llegó el momento de llevarla a cabo, no sin antes avisarle a todo el mundo que “toda nación libre debe estar dispuesta a dar un paso al costado, viendo las cosas cómo están”.
Para comprender esto hay que dar media vuelta sobre el eje corporal (el sínodo) y volver a sentarse. Ya finalizados los noventas, una nueva fuerza de convicciones gravemente heridas, comenzó a tomar lugar en la zona norte mundial. Convicciones e ideales políticos olvidados con el tiempo y con el cual la gente con frío se compaginó inmediatemente, ante las válidas necesidades de un austero pueblo.
Fernad ‘Guante Blanco’ Arizona comenzó a convencer a sus concuñados de que el estado no tenía sentido sin una figura superior a su cargo, una figura “tipo rey sin corona, como un presidente pero con más aguante y sin tanta perorata formal”. ‘Guante Blanco’ quería un estado sin tanto papeleo, ni tanta gente dando vueltas sin hacer nada, o haciendo mucho por cosas sin tanta importancia. Una figura que se presente ante los demás con la sabiduría precisa para entender las dificultades de raíz, y para esto creó la idealización de un estado con un nombre y un hombre. “La persona nominalmente llamada Fernand ó Fernando o uno de sus derivados estrictamente masculinos, tendrá habilidades inmejorables frente a los demás habitantes de la nación, y el poder nacional deberá cedérsele en un combo imperdible por un mínimo de dos meses lunares para que pruebe, después se ve”. Los carteles con estas sentencias fueron pegados en todas las paredes y pasados una y otra vez por la cadena principal de TV y Video del país del norte, bien al norte.
Con el tiempo, la ‘fernandización’ de un estado empobrecido estaba en boca de todos. El último sufragio, donde votaron veinte de las cuarenta personas letradas del país, decidió ganadora la propuesta de ‘Guante Blanco’ Arizona, que tendrá el poder por mínimo dos meses.
“Estoy contento”, dictaminó Fernand.
La UNICEF ya se puso en contra de la nueva forma de gobierno, pero no tiene idea donde está el país, que cuenta con unos cuantos habitantes, se independizó hace unos cuantos años y su principal fuente de ingreso es el comercio de esclavos de tez morena.

Año I – Número 19

AL BORDE DEL ABISMO

Durante la tarde de un día de Junio, justo en la hora del cambio de signo zodiacal, el renombrado actor de Matrix Revolutions, Keanu Reeves, se encontraba erguido en una terraza de un edifico de tres pisos, con los brazos extendidos hacia delante, en la posición 4,2 de Kareta, renombrado arte marcial. Simultáneamente, pegaba alaridos dando un discurso en hebreo a un grupete de gente que lo observaba asombrada. Habló por veintidós minutos, respiró tres veces seguidas, y continuó hablando por seis minutos más. Al finalizar, se hizo un silencio cerrado hasta el extremo. Neo, como se lo conoce a Keanu a través del MSN Messenger de Passport .Net, se acercó al borde de la terraza y se dispuso a sentarse. Ya sentado, con los pies colgando sobre el abismo de tres pisos de alto, apoyó sus manos al refilón y se quiso tirar. Alguien gritó “¡Se va a dar la nuca contra el borde y se muere!” y corrió hacia el parque y dio una vuelta carnero. Keanu lo miró rojo de envidia, se paró y dio una vuelta carnero. Luego se volvió a colocar en la misma posición, ya que, al parecer, le daba una sensación re-buena. Sonó un celular; era el de Keanu. Con una mano atendió, dijo “Loco, sos un as”. Se puso nuevamente en dos piernas (se paró) y corrió hacia la puerta, esquivó una bala y se fue a su casa a comer.
La historia quedó en los anales de la ciudad, pero incomprendida. Igualmente, al atar algunos cabos sueltos, la historia se entiende, o se acepta.
Al parecer, hay un sector de la sociedad (que tiene sus grupos de fomento) que se cree todo lo que pasa en las películas. Este grupo de gente adopta la posición de enfermedad venérea al ir al cine, y se sienta en su butaca preparado para creerse todo. De esta manera, este grupo de crédulos aseguraba que Keanu Reeves sabe volar, ya que lo había hecho en Punto Límite y lo había repetido en Matrix, sólo para corroborarlo.
Al parecer, Keanu sufrió un lavado de cerebro que le hizo mal. Una señora asegura que sufrió mucho. Keanu se creyó que podía volar, y su fe lo encegueció. Leyó todos los libros sobre el Rey Salomón, el que sí voló y que además era re-sabio, factores que sumaban puntos para que Keanu se decidiera a volar.
Subió a una terraza de un edificio, pero bajito. Dictó un discurso sobre la fotosíntesis en hebreo y respiró tres veces seguidas, luego hizo mención de Salomón y se dispuso a saltar, seguro de que volaría cual pluma en Semana Santa. La llamada al celular, se conoció más tarde, fue de Morfeo, un morenito que puede ver todo a través de su computadora y tiene el número de celular de Keanu. Keanu se abatató, pegó media vuelta y se fue.
Se cree que la persona que dio la vuelta carnero que enojó a Keanu fue Bill Gates, un ángel enviado para salvar al mundo.

Año I – Número 18

 

DISFRACES GENUINOS

Un antiguo programa de preguntas y respuestas infantiles eslovaco sufrió una desagradable sorpresa la semana pasada. “Una tragedia y una desilusión para todos los niños participantes”, como evocaría más tarde el conductor de habla eslovaco-sajona, “Nunca lo hubiéramos esperado”.
Este programa semanal, “Nüüü glöosa^p” (Niños Saben), se basa en un concurso llevado adelante por un célebre conductor de habla eslovaco-sajona. El concurso dura hora y cuarto, durante las cuales el conductor hace preguntas relativamente difíciles a los niños participantes en una ronda pre-clasificatoria, que consta de seis preguntas y media; de dicha ronda clasifican dos niños. Los dos niños clasificados, ‘los que saben’, son objetivo de nueve preguntas de menor dificultad, en lo que se denomina “Ronda Mortal”. Recibe este nombre ya que el niño ganador recibe un cheque de seis mil fintkas (tres pesos con cincuenta), mientras observa la muerte del niño perdedor, en un dudoso accidente en vivo y en directo, llevado a cabo durante los últimos diez minutos del programa. La muerte del niño es justificada, y aquí citamos declaraciones, “…ya que si pasó la etapa pre-clasificatoria, no puede no saber las respuestas a las preguntas de la ronda mortal, que son más sencillas”, nos decía un televidente mientras observaba el cielo raso descascarado, “este niño perdedor es, por lo tanto, un traidor, un mentiroso, que nos hizo creer a todos nosotros que pusimos nuestra fe en él que sabía algo, mientras no sabía nada”. Esta posición es la piedra angular del ideólogo de este programa, John Wayne, que asegura que “…acá los tengo a todos convencidos de que es como yo digo; los chicos vienen y juegan, los que mueren son olvidados rápidamente, ya que una hora después se vuelve a hacer el juego con los chicos que fueron descalificados en la primer ronda; ahí ganan todos, y la gente se pone re-contenta, vitorea y compra guirnaldas con mi nombre para colgarlas en el parque central, donde festejamos Día Nuevo, después de las doce”. Los niños respetan al señor Wayne, como se ve en las fotos adjuntas, donde John abraza a los cachorritos de rinoceronte mientras los niños lo observan saludando a la cámara infrarroja.
El incidente que ahora se comenta en todo diario eslovaco, sucedió el día del “Niños Saben, hoy en Disfraces”. Seis supuestos niños en disfraces se sentaron en sus taburetes, esperando las preguntas del célebre conductor de habla eslovaco-sajona. Ningún niño respondió a las tres primeras preguntas, ni tampoco a las tres segundas. La cosa se puso sospechosa. El célebre conductor de habla eslovaco-sajona se acercó a los niños y los golpeteó en forma gradual, primero cariñosamente, luego karatekiddísticamente (como grulla). Ninguno respondía. Eran muñecos de felpa adornados con ojos movedizos. Era ya pasada la hora y cinco de programa, cuando el público gritó “¡¡Despachen a unooooooooaaaaaeeeeeeeeeoooooooooo!!”, como era acostumbrado. Como era usual, la Ronda Mortal tuvo un único ganador y un único perdedor: El público… no. El célebre conductor fue magistralmente conducido a la cueva del dragón, mientras se le entregaba un cheque de seis mil fintkas y se le decía “Hoy, te llevás todo vos”.
John Wayne festejó la idea de su director de cámaras, que, se dice, no se lo bancaba más al célebre conductor de habla eslovaco-sajona. “Ya nadie habla esa lengua, acá se habla todo en inglés elemental”, concluiría John Wayne, poniendo énfasis en ‘se’, “nadie le entendía nada, pero todos nos reíamos. De suerte nomás, me ahorré seis mil fintkas”, mientras guiñaba los dos ojos simultáneamente.
Hasta ahora nadie sabe quién colocó los muñecos de felpa adornados con ojos movedizos; se cree que seis mil fintkas fueron entregados al FBI local para que no mueva un dedo en este caso.

 

Año I – Número 17

MEMOS

En una empresa de Nueva York (la gran fruta americana) se ha dado un inusual caso de muerte temprana.
Dicha empresa se caracterizó durante la centuria pasada, y aún hoy, por ser una organización de gran comunicación interna; y, en particular, por llevar adelante esta comunicación interna negándose a utilizar medios avanzados de interrelación, ya sea el ya pasado de moda teléfono inalámbrico o la muy aclamada Intranet. Esta corporación, que manufactura, entre otras cosas, puertas cilíndricas de excelente nivel (de acuerdo a las declaraciones de un par de cardiólogos) y las mejores manivelas tricolores a nivel regional, se hizo bastante reconocida entre sus competidores, debido a que sus métodos tradicionales de comunicación tendían a lograr una mayor efectividad entre la clientela interna, lo que (sin duda alguna) se retrotraía en una buena relación con el cliente externo. Muchas de las personas que aún confían en la empresa, lo hacen en gran parte debido al cuidado que ésta posee por las tradicionalidad, que al parecer genera un respeto y veneración no muy explicable. “Uno de los principales motivos que lograron esta perfecta comunicación y comprensión”, explica el gerente del Color Rojo, "fue la convicción de nuestros empleados”, explicó tranquilo, mientras nos mostraba la página Web donde se publica su código ultrasecreto de comunicación “…para que esté al alcance de todos”, como diría más tarde. “Así es; lo externo va con tecnología, lo interno no. La mayoría todavía no acepta volver a las raíces, a lo que alguna vez nos hizo grandes; ellos prefieren el ciberespacio. Sin embargo, nunca imaginamos que un accidente de este talante pueda producirse gracias a nuestras políticas conservadoras”
Las últimas declaraciones se refieren al estado en que se encuentra circunstancialmente un empleado de la empresa. George Washington, encargado del sector Violeta Berenjena de las Manivelas, comenzó a sentir dolencias pasado mañana, agravándose su estado a eso de las siete cuarenta, cuando cayó de un taburete de dos patas que utilizaba para cambiar un tubo fluorescente digital; fue llevado de urgencia al dermatólogo, el cual no pudo hacer mucho. Luego se lo llevó a un médico de cabecera, que le recetó una píldora demográfica para asegurar su bienaventuranza en un futuro ambivalente.
Las causas fueron recién descubiertas anteayer, cuando uno de los podólogos (de los árboles) de la compañía se aventuró al cubículo de George Washington (adornado con guirnaldas violeta berenjena). Allí encontró miles de papelitos Post-it amarillentos desparramados por el suelo. La primera impresión que recibió el podólogo fue que el agua del termo estaba ya fría. La segunda impresión que recibió fue que los papelitos amarillos Post-it debían de estar adheridos a alguna superficie, y no desparramados. Comenzó a levantarlos con cuidado. Eran cerca de doce billones cuatrocientos mil cuarenta y cuatro, pero el podólogo dejó de levantarlos al darse cuenta de que estaban todos salivados. Allí fue cuando le cayó la ficha. George Washington había estado lambeteando el pegamento de los Post-it.
Unos de los aspectos de la comunicación tradicional de esta empresa era la de comunicar tareas mediante el uso de papelitos Post-it, los cuales eran entregados por Federico, el encargado de entregar los papelitos Post-it. Al parecer, George Washington hubo de colectar y ‘re’colectar dichos papelitos de todos los cubículos y oficinas de la empresa, y, uno por uno, los lambeteó en el sector donde se encontraba el pegamento. He aquí el por qué de su malestar estomacal.
Lo único que lamenta su padrino es que en realidad George Washington podría haberse sanado rápidamente si éste no fuera alérgico a la ingesta de pegamentos tóxicos de cualquier tipo.

 

Año I – Número 16

HISTORIA DE UN PUEBLO QUE PIDIÓ JUSTICIA

La cuestión tiene comienzo durante los últimos años del reinado del león en las sabanas y zonas selváticas globales, durante los cuales el pueblo sentía que sus necesidades no eran satisfechas por un monarca sanguinolento y ávido en sus tradiciones, como se caracterizaba a esta raza cuando ejercía el poder. Estos felinos se guarnecían por largas semanas en sus aposentos, simulando tomar decisiones en cuanto al manejo social e impositivo de sus territorios, cuando era sabido que lo único que hacían allí era facilitarse las mayores ganancias a ellos mismos y a sus fieles seguidores, las codornices de alas rapadas (alones). Todos conocían estas alianzas, sin embargo la impunidad absolutista de los dioses monos disponían, según los tordos voceros del rey, que el ”León mande, y los demás obedezcan o perezcan, así con rima y todo”, como también se leía en las publicidades aeriformes realizadas en vivo por grupos de insectos coleópteros que viajaban por el reino mostrando este mensaje alusivo.
De esta manera, durante los últimos años, la plebe, ya desgastada y agotada de siglos y siglos de monarcas designados por concursos de preguntas y respuestas organizados por los dioses monos entre los leones más ásperos de la zona, se organizó en grupos comando, dirigidos unilateralmente por cuises contrabandistas de arena, que buscaban nuevas oportunidades de inversión; de ahí la idea de sublevarse. El plan fue desde un comienzo derrotar al león y crear un gobierno como el de los búlgaros, democrático e inadvertido. Pero todo concluyó en una guerra terrible que los libros de historia no cuentan por falta de sponsors en la misma; pero sí se puede encontrar en algunas fábulas clandestinas de Esopo. El final de la guerra dejó a los cuises, que hubieron de contratar tiburones mercenarios armados de artefactos para que respirasen en la superficie, con el poder total, instaurándose una inesperada pero efímera dictadura, ya que un grupo de hormigas mutantes que pasaba por ahí lanzó un solo y recontrapoderoso rayo ultravioleta que incendió a los cuises, dejándolos sin poder de decisión alguno.
Así, estas hormigas tomaron lugar como nuevos dioses (salvo una que logró ubicarse como arlequín), y dejaron a los tapires bonachones que tomaran el poder, instaurándose un perfecto gobierno democrático, ya que los dioses hormigas son la voz real del pueblo aunque el pueblo todavía no se dé cuenta. Lo que sí, los leones están ahora juntando firmas para un futuro referéndum revocatorio, recurso que una cigüeña anciana propuso antes de morir.

Año I – Número 15

DOPPING POSITIVO

Dadas las condiciones extremas en deportes agresivos y de roce pero, especialmente, competitivos, el competidor tiende a buscar formas de obtener una victoria rotunda y explícita. Sea por medios adecuados o inadecuados, lo cual se determina a prueba y error, ya que otra forma no queda. Es así como se nos presentan casos extrañamente inducidos.
Éste, en particular, se dio en Austria, más precisamente en la liga de Softball Austríaca, denominada por la GAFAS (Gran Asociación Franco-Austríaca de Softball) como la liga más arcaica de la Europa Meridional. Es en un match entre dos equipos de nombres irreproducibles, donde uno de los participantes encontró el error luego de su prueba.
Juan Deütchesland, dicho jugador, no encontró en su rutina de entrenamiento una satisfacción plena que asegure un rendimiento del ciento diez por ciento, dado que “su flaqueza de espíritu le impedía una fortaleza rendidora“, como el técnico-pastor-neuropsiquiatra del equipo luego declararía. Sin embargo, las malas lenguas le indicaron a Juan Deütchesland que había una magnífica manera de aumentar su rendimiento, sin tener que aumentar su ritmo de comidas ni tampoco su ritmo cardíaco-pulmonar. Juan Deütchesland, un tipo bien pero medio ingenuo, le dio para delante.
Durante el primer match de la temporada, transmitido por ESPN + a todo Asia Menor e Islas del Mar Aral, la conducta de Juan Deütchesland no fue demasiado normal, sino más bien, infructuosa. Durante los primero cinco minutos destruyó tres bates contra su propio casco, “porque quería probar tanto su fuerza como su resistencia”, declararía uno de sus compañeros, “no sé, che, hasta ahí era el Juanchen que todos conocíamos”. En su turno de batear, fue ponchado, a lo cual respondió corriendo en offside las cuatro bases en tres décimas de segundo. Esta acción levantó sospechas, ya que el récord anterior de correr las cuatro bases estaba en manos de Ralf Schumacher, que lo había hecho en dos segundos seis centésimas con su cuatro por cuatro levantando a dos canes en el camino. Fue Juan Deütchesland, entonces, a sentarse en la banca, donde engulló una torta de Roquefort con avena que le había obsequiado su pareja.
Fue durante su segundo turno de batear cuando se complicaron las cosas. Al segundo strike, Juan Deütcheland no se inmutó. El árbitro lo observó detenidamente. El jugador se había dormido.
Al despertarse, se le hizo un examen anti-dopping, porque en el sorteo su papelito estaba a mayor temperatura que el de los demás jugadores. Ante la sorpresa, Juan Deütchesland intentó bañar a todos con su saliva y escapar, pero no contó con el ornitorrinco que lo esperaba detrás de la puerta, el cual con una llave Gorka lo acostó nuevamente en la camilla.
El resultado del examen anti-dopping sentó las bases para la construcción de un nuevo imperio. Dicho resultado establecía que Juan Deütchesland, setenta y dos años tres meses de edad, tres kilos un cuarto de peso hormonal, había consumido segundos antes de ingresar al estadio: ‘Paraformol frito’, mezclado con ‘pseudo-hormonas de cantinero barbudo’, ‘seis gotas de té con berenjena’, ‘alicloidal diluido en gin-tonic’, ‘cloroformo en comprimidos’ y un café con leche con masas finas. El médico concluiría que el estado de Juan Deütchesland era de quemaduras cerebrales de grado seis, por lo que el mismo quedaría amordazado por seis semanas y tres horas en la clínica cara de acá a la vuelta, otorgándosele un medio de locomoción alternativo, así como también, de paso, una proceso de rehabilitación.
“Juan Deütchesland, te extrañamos”, declaró el chofer del colectivo que trasladaba a los jugadores de Softball desde el comedor infantil, donde ellos hacían caridad, hasta el club de sus amores, donde entrenaba seis veces por día, con recreos de cuarenta y cinco minutos en el medio.

Diga no a las drogas, y no acepte caramelos de extraños que le ofrecen caramelos de marcas conocidas pero que no son caramelos. Así vivirá más años que los que aceptan caramelos de extraños que no conocen.

 

Año I – Número 14

NUEVOS DESCUBRIMIENTOS ACERCA DEL HOMBRE DE CROMAGNON

Son conocidas las investigaciones e informes acerca de nuestros antepasados prehistóricos. Largas horas se les dedican en canales documentales, a los cuales el hombre promedio no les dedica más de cinco minutos bimestrales. Estos canales pertenecen a ese grupo de canales que la persona regularmente pasa haciendo ‘zapping’ se detiene un minuto y cuarenta y tres segundos, aproximadamente, escucha una frase completa y piensa ‘…mirá vos…’ o en su defecto ‘…eso lo sabe todo el mundo, pero igual hacen plata diciéndolo…’. De cualquiera de las dos maneras, la frase escuchada es reservada en el sector de memoria a corto plazo, con el objetivo de despertar admiración ante los compañeros del café, donde decide tirar la punta de lo que ‘ahora yo sé, y ustedes no’, como terminan pensando los demás; ante un pedido de más detalles se podría contestar algo así como ‘ah, no me vas a entender nada, che…’ o el simple ‘mirá si nos vamos a poner a hablar de eso ahora…’.
Más allá de esto, una gran corporativa ha descubierto nuevas máximas acerca de la gente de las cavernas paleolíticas. Particularmente, se dio a conocer que las mismas no eran grandes adeptas al café. Las nuevas tecnologías permiten a los científicos (que no pierden un segundo de su tiempo) estudiar las glándulas gustativas de un individuo por medio de una sonda que reconstruiría la lista de gustos alimenticios y recreativos de seres del pasado. Así como el café, el hombre de cromagnon, aseguran, detestaba el pan Bimbo (así como al osito que representa a la marca (sic.)), el yogurt y el jugo “de sobrecito”. La mayoría prefería la caza indiscriminada que el pacifismo vegetariano. “En los próximos años podremos establecer desde cuál era su juego de mesa favorito hasta sus interpretaciones cognoscitivas acerca de los escritos del Puma Rodríguez”, asegura Hernàn Sponton, perito calígrafo del Instituto Favoritista de Finlandia.

 

Año I – Número 12

GRUPOS DE NEORRACISMO

Las costumbres en las sociedades tienden a mutar con el tiempo. Y este proceso es muy delicado, normal, y objeto da largos análisis que caducan con el tiempo, pero que de igual manera se deben estudiar para comprender el comportamiento de la sociedad en el presente. Es decir, para entender el hoy, debemos conocer el ayer. Es por esto que existen grupos de Lectura y Confrontación Subliminal, donde unos pocos abocan unas horas en discutir textos improductivos, como Mujercitas (un librazo) o Soy el Diego ($2,50; Editorial ‘Me la banco’).
Las costumbres cambian y siempre nos encontramos con algo nuevo. Una de nuestras tediosas investigaciones sobre el Efecto del Viento en el Crecimiento del Maracuyá nos llevó a las lejanas tierras de Fiji, país conocido por ser uno de los primeros en festejar año nuevo, lo que hace a algunos creer que por eso van más adelantados tecnológica y narrativamente, “es que los demás tienen que esperar un montón de horas más para que cambie de día, entonces nosotros aprovechamos esas horas para crecer, sea mental, fisiológica o apiculturalmente; entonces siempre estamos adelantados un paso con respecto a los demás”, nos diría el presidente de la Confederación de las Islas de Fiji; luego nos enteraríamos que esta nación se adjudica a sí misma la invención de los hot dogs (‘panchos’) y de las sombrillitas en los tragos largos que se sirven en algunos bares conocidos, así como también de los Alfajores Santafesinos.
Lo cierto es que durante nuestro viaje descubrimos una nueva clase de grupos de fomento, grupos los cuales tomaban a sus integrantes más allá de las fronteras de este grupo de islotes, “…pero no te quepe duda de que la idea estuvo acá desde el génesis de la misma”, como aclararía el presidente. Estos grupos se dedican a una actividad algo inusual para el ojo del hombre común, socialmente hablando. Son grupos que se dedican a un nuevo tipo de racismo: Racismo dirigido a Animales no Bípedos.
Estos conjuntos de alborotadas personas se dedican a denigrar especies animales con diferentes motivos y razones. El primero en gestarse fue el Grupo Anti-Peces (GAP, los del famoso buzo); éste grupo alega que los peces, o ‘pescados’, como los llaman desafiantemente, son tan inútiles e incapaces de hacer algo pro-humanidad que no merecen existir, habiendo tantas cosas útiles en el fondo del mar, de las cuales se aprovechan sin dar nada a cambio. “Sí, andan por ahí haciendo nada, ni parpadear saben”, nos comentaba un integrante de GAP, “¿vos sabés que no les entra agua en los ojos?... Mirá, salvo el atún, no se salva ninguno”. Este grupo se dedica a bucear en busca de pececitos, los agarran en pequeñas bolsas y los sacan a las playas. Allí se dedican a golpetearlo con palos ralos, y disfrutan viéndolos nadar desesperados adentro de las bolsitas. Se ha llegado al extremo de tomar al pececito por la cola y sacudirlo con fuerza. GAP ya tiene gente por todo Australia, y unos pocos por Ucrania. Durante los estrenos de Buscando a Nemo, golpeaban cacerolas delante de las puertas de los cines, y llevaban pescaditos (ya muertos) en bolsitas, con el objeto de atormentar a los niños que salían del cine.
Algunos pececitos reporteados alegan que su temor crece con el tiempo, tratan de alejarse de las costas, pero saben que en algún momento les llegará el turno a ellos. Conocimos a uno de ellos el cual perdió a sus dos hijitos. En su página web publicó las fotos de los mismos, y ofrece una recompensa en Euros al que tenga información relacionada, “eso de ir a buscarlo por todos lados, como el de la película, es absurdo; espero que nadie se lo haya tragado”.
También hay grupos de pececitos que están leyendo textos sandinistas, y ya están preparando grupos de reacción, grupos de fuerza bruta, y grupos de letrados (diplomáticos) para combatir esta degeneración humana. El caso podría ser llevado al tribunal mundial, apañado por Michael Jordan, un loco que sí se preocupa. Greenpeace alega que le importa tres belines.

 

Año I – Número 11

EN CASO DE URGENCIA

Muchos analistas han tratado de explicar de infinitas maneras lo que el proceso de globalización puede llegar a provocar en cuanto a la neocolonización de ciertas culturas y la pérdida de ciertas costumbres, como la de cazar patos fuera de temporada o la de dar un aventón a desconocidos sólo por dinero. Muchos sociólogos han dado ejemplos, gráficos, estadísticas para dar a entender el peligro de la americanización de los países latinos, donde cada vez se usan más los términos ‘aut’, ‘jelou’, ‘priti’, ‘Can you lend me a pen?’,  y ese tipo de expresiones que escuchamos constantemente y repetimos casi inconscientemente:
A: “Me metiste el lápiz en mi globo ocular derecho”,
B: “Sorry, f**cking bullshit”
A: “Está todo okei, motherf**cker cabrón”
C: “Mirá ese lagarto que le come la pierna a José”
A: “Uhh..”
José: “Ay, che”

y todo ese tipo de diálogos demagogos.
Sin embargo, un nuevo americanismo se ha comenzado a utilizar, ya no sólo en códigos de diálogo, sino en cuestiones más difíciles de manejar.
En una ciudad de la provincia de Misiones, Tururú “Capital de los Chocolatines Terrabusi™, pero de Chocolate Blanco” (no confundir con Viedma), se dio un caso de urgencia absoluta e inmediata en la zona céntrica de la ciudad.
Una ama de casa, madre de tres hijos y fan número doce de los seres mutantes de la Guerra de las Galaxias, se resbaló, al acercarse a la puerta de su morada, con un intestino delgado que un doctor había extirpado la noche anterior a otra persona anónima que decía que “no lo quería, que había descubierto una nueva forma de digerir su comida y el intestino ahora le sobraba y le ocupaba mucho lugar”. Al resbalarse, dicha ama de casa se golpeó la cabeza con el canterito que tenía frente a la puerta de su morada.
Uno de sus hijos, que era un morbosito cualquiera, se reía, mientras el segundo agarró al boleo el teléfono inalámbrico y marcó el número de urgencias. Hete aquí que el muchacho cinéfilo y teñido el pelo de violeta berenjena, discó “nueve- uno- uno”, como pidió que se deletrease en el parte médico posterior. “Yo no tenía idea qué hacer”, declaró más tarde, "pero me acordé que el otro día había visto ‘No tires a mamá del tren’, y ahí alguien llamaba al ‘nueve- uno- uno’”, concluyó mientras hacía en el aire como que marcaba los números de nuevo, “Cuando me dio como ocupado, algo así, corrí hasta lo del vecino que nos quiere, y él llamó a ECCO”.
La ambulancia no tardó más de hora y media en llegar, los ambulantes tomaron cuerpo desvanecido y se lo llevaron hasta el hospital donde fue atendida rápidamente por Denzel Washington, que había tomado el hospital estatal, aunque esta versión que nos dio el chico éste de pelo violeta berenjena es poco creíble.
La cuestión es que éste es un ejemplo más de que la gente se está americanizando, y ya no es sólo al hablar, o al ponerle nombre al quiosquito de acá a la vuelta, es ya en casos de muerte o vida. La situación es preocupante, pero Néstor Kirchner está trabajando en eso.
La señora sin intestino anda de lo más bien, pero está obligada ahora a llevar su esófago en una bolsita para que no se le seque.

 

Año I – Número 10

Y SÍ… EL PUNCHI HACE MAL

Ciertamente, se ha descubierto, luego de largas investigaciones, que la música electrónica causa severos efectos secundarios para las personas cercanas y afines a este tipo de armonía, ya sea en cuanto a su danza en particular como sea a su escucha periódica.
La música electrónica ocupa varios estilos, desde el dance hasta el house, desde el techno hasta el GOA-trance, desde el acid-club hasta el pinchi-free-style. Está constituída por un ritmo agobiantemente repetitivo hasta el infinito, acompañado por una serie de sonidos artificiales y voces guturalmente asonantes que suavizan el ritmo constante de golpes toscos que no son más que impulsos eléctricos.
Las pruebas testeadas por el Northamerican Feeling Bad Institute (donde no se pierde un segundo de tiempo) demuestran efectos secundarios varios, desde la fatiga de músculos cerebrales por la recepción contranatura del repiqueteo continuo, hasta malformaciones en los hijos de parejas de breakdancers (como se llaman a sí mismos los bailarines experimentados en estos estilos musicales; algunos los llaman ‘reboters’).
“Los futuros hijos padecerán dolores continuos en sus receptores paraceptulares de audición y visión, sin contar con la contracción prematura del claviculoide anterior, favoreciéndose así la mutación paraceidal de los maxilares frontales”, describió el doctor Massachussets, del instituto norteamericano, que obviamente intentó demostrarnos los movimientos característicos de los fieles danzantes, sin lograr más que los ladridos de un perro vagabundo al cual se le estaban intentando secular piezas de tejidos paraformolares en su hocico. “Es que los perros no tienen cachetes, viste”, agregó un oficinista re-colgado que pasaba por ahí, “acá en el instituto queremos ver si le podemos secular piezas de tejidos paraformolares en su hocico, cosa de hacerles unos cachetes así como mutantes”, continuó diciendo mientras se llevaba por delante una maceta que caería tres pisos por las escaleras cayendo sobre el dedo gordo de una, que comenzó a saltar, mientras el doctor Massachussets alegaba: “¿Ves? Así es que se baila, pasa que a mí me sale feo cuando me está mirando alguien, soy timidón”.
En varios países se implementarán medidas de control en las discotecas autorizadas, donde se intentará prohibir la distribución de bebidas alcohólicas.
Los disk jockeys, que quedarían en babia por estas medidas, organizarán una protesta masiva por las calles Marcos Juárez y el cruce Albertini, esta tarde a las 19:15 am.

 

Año I – Número 9

NÚMEROS A ROLETE

En Suecia, el lunes anterior, se encontró desvanecido un hombre de entre cuarenta y cuatro  y cuarenta y seis años, en una oscura y acogedora habitación de su casa de verano, en las afueras de un pueblo del norte del país sajón. Se lo encontró sobre una silla, sin conocimiento, volcado hacia atrás; la habitación repleta de hojas escritas, por todos lados. El cuerpo se encontro debido a la llamada esfectuada por la secretaria de este hombre, al notar ella que su jefe habíase retrasado más de una hora en llegar a su trabajo.
Al llegar los bomberos zapadores, tres ambulancias, un auto de abogados subalternos, tres canales de televisión locales, una reportera de radio, una decena de vecinos asustados falsamente y un sádico avenido a portorriqueño risueño, se forzó la puerta de entrada de la casa, y el señor Brock fue encontrado rapidamente, dando rienda suelta a la alegría incontenida de sus canarios.
Cuando una ambulancia revivió a Brock por medio de técnicas irracionales (como declararon los tripulantes de las otras dos ambulancias), dicho Brock se dispuso a relatar lo que había sucedídole.
Ese fin de semana había decidido escapar a su casa de verano, para descanso, con la definida idea de escribir “así, lisa y llanamente” todos los números habidos y por haber, de uno en uno. “Para mí, eso de que son infinitos es todo mentira, patrañas de matemáticos ilusos”, declaró Brock, en un sueco fino y lento, “los números alguna vez se terminan, y no es en infinito punto negro”. A partir de estas opiniones, Brock tomó un par de resmas normalizadas A4 y escribió desde el 0 (cero), de uno en uno, los números subsiguientes, separados por guiones.
En poco tiempo, Brock comenzó a perder la razón; tomó sólo café desde el jueves anterior; no durmió ni comió, sólo escribió y escribió. “Creo que llegué como a seis trillones cuatrocientos veintitrés mil once para el domingo a la tardecita”, continuó, ”pero com un pavo me frené y pensé un segundo–“. Aquí cerró los ojos y se lamentó: “Entré en razón y me dije: ‘mirá si los elevo todos al cuadrado,  todos los que tengo, y después al cubo,se me duplican, triplican los números que ya tenía, no termino nunca’. Ahí creo que me desvanecí; lo último que recuerdo haber visto fue que una ventana se entreabrió y entró un viento que me voló todas las hojas. Obvio que no las tenía numeradas, si total, para qué?”, concluyó.
Brock se recupera en un hospital de Estocolmo. Las enfermeras aseguran que su paciente sigue sin creer en la infinidad agresiva de los números, y que trata de convencer a todo el que pasa a su lado de que tiene razón.

Año I - Número 8

UNA NUEVA ETAPA EN LA ESCALA DEL APRENDIZAJE HUMANO

Una sorpresiva modificación ha sido realizada en las etapas a seguir por los padres en canto a la enseñanza de nuevos aspectos hacia sus hijos.
La escala inicial había sido planteada (cuándo no) por los griegos 'inteligentes'. Éstos observaban la conducta del ser humano y tendían a escribir a partir de ésta. Así también establecían normas a seguir por las demás personas (los 'no tan inteligentes'). La lista en este aspecto (el de la enseñanza por parte de los padres hacia sus hijos) incluía tres puntos, que a continuación se describen:
1- Encontrar el error
2- Corregir el error
3- Apremiar al niño por haber corregido el error
La lista se respetó por siglos (ésta rige desde el año 223 a.C., denominado 'el año al cuete'), intentando los romanos (cuándo no) modificarla en algún momento, sin éxito. La lista simple permaneció intacta, pasando generaciones de boca en boca ya que no mucha gente lee libros escritos por griegos, ya que los creen re out.
La Real Academia Yugoslava de  Educación y Empeño en el Arte de la Seducción (R.A.YEEAS) ha encontrado la manera de modificar esta lista, recibiendo ecos de aceptación por parte de los críticos especializados.
La nueva lista agrega sólo un punto, pero éste de gran importancia. He aquí la nueva lista:
1- Encontrar el error
2- Corregir el error
3- Golpear hasta corregido el error
4- Apremiar al niño por haber corregido el error
Aunque para algunos resulta chocante, "era hora de una renovación de las etapas, como para hacerlo formal", dice la crítica especializada. En la Academia (donde no se pierde un segundo de tiempo), se alega que sólo es un estadío formal que se debía agregar. "Sabemos que esto ya se practicaba en muchos países bárbaros y, también, primermundistas, por eso sólo era cuestión de que alguien lo dijera públicamente". De ahora en más los padres ya saben lo que deben hacer.

Año I – Número 7

ATRACO A SALAS DE VIDEO

Una ola repentina de robos se registró durante la última semana de febrero en la zona de la costa argentina.
En algunas ciudades, las salas de video son un boom debido a los turistas. Momentos entre-comidas, días lluviosos, mediodías insoportables son todos momentos de ganancia casi absoluta para las salas de video. “Últimamente se está jugando mucho en red, al counter, el uárcraf, y esas cosas; todo en los cybers. Acá en la costa les demostramos que siempre vamos a ser más”, declaró un dueño loquito anónimo de la Sala ‘Freakin Style Vademécum’. “Algunos traidores pusieron computadores al lado de los arcades… habría que romperles todas las instalaciones; encima, parece que a ellos los ladrones ni los tocaron”.
Esto último que diría el dueño, cuya cresta punk agujereó el cachete izquierdo de uno de nuestros camarógrafos, se debe a una ola de atracos a salas de video de la costa argentina, más precisamente entre Mar del Tuyú y Aguas Verdes. Al parecer, un grupo de turistas presenció uno de los robos acontecidos. “Eran siete locos, tenían cerca de setenta y dos años. Sus cabellos castaños flameaban con la brisa matutina del océano”. Este caso habría sido objeto de investigación, que concluyó que: se llevó a cabo a las cinco.treinta de la madrugada, por aproximadamente veintitrés personas, las cuales se habrían embolsado de 3 pesos con veinticinco cada una, en monedas de cincuenta centavos; los atacantes llevaban, como armas, paraguas para amenazar a los que encontraban en el camino, “así como hacía el Pingüino”, declaró un perito policial.
Nada más se pudo deducir, dado que el testigo que, según dice, tejía mañanitas en la puerta de su casa, entró en shock al notar la falta de delicadeza de los hombres al correr a través de una plazoleta. “Pisotearon a un perrote que goteaba tranquilo, y también a dos pibes que dormían tranquilitos sobre el arenero”. Al parecer, estos chicos vieron a los ladrones huir, para luego entrar a la sala y jugarle una ficha que les sobraba al Cadillacs y Dinosaurios, festejando su pasaje al nivel seis, hasta ahora imposible de alcanzar por los nativos del lugar; es más, lograron el segundo lugar en los scores, teniendo en cuenta que al primero no llegás porque lo hizo un loquito que se envició noventa y dos horas al hilo y se jugó setenta pesos, y no lo dio vuelta porque se le secaron los párpados al ser atacado por un mamboretá asesino serial.
Las opiniones son de lo más diversas en cuanto a los robos. La División Entretenimientos Para Re-Locos de la Policía local deduce que los ancianos atracadores se habrían  “avivado” del boom de los videos.
Muchos de los dueños atacados siguen en estado depresivo, debido al peligro de perder su preciado negocio. “Decí que al Pac Man y el Wonderboy no le hicieron nada, sino ahí sí que me vuelvo budista”, concluyó en sueño del local reporteado.

 

AÑO I – Número 6

EN REGISTRO CIVIL PIDEN SERIEDAD A LOS NUEVOS PADRES                  

“Ya la situación es incontrolable. Pareciera que a los padres les importa un comino lo que pasará con sus hijos”. Ésas fueron las declaraciones de un empleado del Registro Civil de la República Peruana.
Al parecer, desde que comenzó a aceptarse que los padres pusieren cualquier palabra no agraviante como nombre para sus hijos, la situación se ha vuelto incontrolable. Esta ley se adjudica a los senadores socialistas franceses, precursores de esta moda. La ley tuvo alguna oposición, pero en la mayoría de los países se dictó como ley nacional en un periquete. “Estos franceses son unos genios”, declaraba Ricky Maravilla en el Bautismo de su hijo, “le puse Fríc, como quería mi sobrinita de tres años; ella es muy inteligente”.
La ley, teóricamente se llevaría a cabo sin ningún problema; sin embargo, Perú es sólo un ejemplo de la situación que podría comenzar a darse en varios países. “Pasa que son países tercermundistas. Si lo hubiéramos sabido de antemano, no hacíamos ninguna ley, y listo el pollo”, declaró un senador francés.
Las quejas comenzaron siendo unas pocas a fines dela año pasado, pero el recuento de este mes de Marzo resultó extraño (hay dos casos potencialmente hirientes, que no pudimos publicar): Cuatro personas que querían llamar a sus hijos “Comezón”, dos que querían llamarlos “Frijol” y unos diecisiete se habían decidido por “Saleconfrita” para sus niñas.
“Nuestros empleados no pueden cuidar la integridad de cada uno de los hombres y mujeres del futuro. Los últimos meses se la han pasado pensando nombres complacientes para los padres que quieren poner cualquier cosa como nombre a sus hijos”, declaró un hombre del Registro Civil Peruano.
La situación se intentará controlar desde el gobierno de esta nación, donde ya se analiza a fondo la corrección de la ley.
“Ya no sé qué nombre le pondré a mis niños”, declaraba una oficinista del Registro Civil, ”todos los nombres se los pasé a otros… voy a tener que optar por nombres como Alfonsina, o Eudosaquio”.

Año I – Número 5

CRÁNEO DEL MÁS SABIO

Durante la última semana del mes pasado se descubrió un cráneo de tamaño prominente, considerablemente mayor del promedio humano. El cráneo se situaba a mil doce metros de profundidad, en la zona de la Mesopotamia, en Medio Oriente.
El cráneo poseía hendiduras pronunciadas, como abolladuras en el capó de un auto al que le cayó granizo. Dichas hendiduras eran relativamente profundas y cubrían la parte superior del cráneo.
La ciencia actual, mediante softwares primermundistas y equipos de última generación, pudieron descubrir que el cráneo de tamaño fuera de lo común pertenecía a un homo sapiens sapiens, y que éste tamaño se debía, en oposición a lo pensado primeramente, a que el cerebro de dicha persona era de mayor volumen y, por ende, de mayor capacidad de los normales. Es decir que, muy probablemente, ésta era la persona más sabia de la humanidad (si continuara existiendo).
Lo que todavía no se pudo deducir es qué hubo de provocar las hendiduras craneales tan pronunciadas. Hasta ahora sólo hay tres hipótesis claras.
La primera sostiene que esta persona, de niño, era obligado a estudiar más que sus compañeros, para que realmente aproveche su capacidad cerebral. Por esto, cuando se negaba a hacerlo, era azotado con un pequeño martillo con punta de metal. Esto se deduce por haber sido encontrada una pequeña cabeza de martillo en las cercanías del cráneo. Se deduce que, ya mayor, la persona intentó incinerar el instrumento, pero sólo logro quemar el mango, ya que nunca hubiera logrado alcanzar el punto de fundición del metal.
La segunda hipótesis plantea que la persona, repleta de sabiduría, era consultada diariamente por respuestas a incógnitas esenciales. Con el paso del tiempo, éste individuo comenzaría a perder la memoria y olvidar sus conocimientos. En esas épocas, no se conocía la palabra memoria, ni, por supuesto, la posibilidad de perderla. Debido a su creciente inutilidad y la imposibilidad de continuar respondiendo, fue apedreado hasta la muerte.
La última hipótesis esquiva implicancias profundas, asegurando que el hombre fue atacado por castores iracundos, que vandalizaban sectores de la humanidad protestando contra la destrucción masiva de sus diques naturales.

 

Año I – Número 4

ROTTWEILLERS SUICIDAS

Una nueva serie de atentados causó pánico en la capital Israelí a partir de las nueve de la noche y por diez minutos a partir de ese momento. Las víctimas fueron alrededor de veintidós coma tres personas.
Lo extraño de estos atentados fue que, al parecer, no fueron perpetrados por extremistas palestinos humanos, sino por perros, más específicamente de raza Rottweiller. Los peritos descubrieron este detalle a partir de las uñas y lenguas que volaron en todas las direcciones y fueron encontradas a más de cien metros a la redonda de cada explosión.
“Las explosiones fueron previstas y bien preparadas”, explicó un comandante necio israelí, “cada perró se llegó a una vereda despoblada, se sentó allí y esperó, las bombas deberían haber sido activadas por control remoto, en una secuencia determinada, separadas las seis explosiones aproximadamente por minuto y medio nomás”.
Los atentados fueron acompañados de pancartas y escritos de “No somos perros” por parte de los palestinos, que entre sí se enaltecían por sus originales ideas, ya que un veintidós coma tres a cero muertos no se da muy seguido.
La discusión planteada ahora es si los perros fueron obligados a hacerlo o lo hicieron por voluntad propia, ofreciéndose a inmolarse. Ciertos analistas sostienen que algunos rottweillers creían en una vida mejor después de la muerte, y que su fe en Alá era incontenible, pero creen que otros podrían haber seguido a su jefe de manada. En oposición, ciertos sociólogos dicen que es imposible que un perro posea una religión por bien adiestrados que estén.

Año I – Número 3

CONTRASTE RADIACTIVO

En EE.UU. se ha descubierto que la carta que hubo enviado Albert Einstein a esta Nación durante los años cuarenta sería una completa burla.
En dicha carta, el físico alemán pedía disculpas a la humanidad por el desastre que el mal uso de sus descubrimientos había provocado. La carta fue bien recibida, enmarcada y colgada en un muro con buena luz natural, y parte de la humanidad -un 87,33%- parecía haberlo perdonado, mientras que el otro 13% le había importado lo mismo que el aumento repentino del laurel en escabeche.
Hace unos días, un par de jóvenes sádicos y metaleros new wave encontraron un libro de reseñas históricas (quién sabe por qué), en el cual se publicaba, detrás del Estatuto del Garbanzo, una copia de dicha carta. Su descubrimiento fue bastante chocante. Estos muchachos releyeron varias veces la carta, presumiendo algo anormal en la misma. En la décimo-novena lectura lo descubrieron. Leyendo la carta de atrás hacia delante, el físico alemán se burlaba del mundo, hacía chistes con un humor inaceptable, se regocijaba en su inteligencia superior y de las ganancias que le traía, y finalizaba describiendo el vómito que la ensalada picante le había producido.
Los muchachos reescribieron la carta de atrás hacia delante, trataron de mezclar acordes para concretar un tema punk rock con el escrito (“…porque tenía feeling…”, dirían luego), y, al no lograr la canción (lamentablemente), entregaron la carta, decepcionados, al alcalde de su ciudad.
La carta llegaría más tarde al poder judicial norteamericano donde, por ahora, se está investigando la credibilidad de esta nueva interpretación. De ser correcto el descubrimiento, Einstein recibiría la condena de la pena de muerte por parte del estado estadounidense.

AÑO I – Número 2

SÓLO UNA DE CADA CINCUENTA PERSONAS DIBUJA UN ASTERISCO ACEPTABLE

Es cierto. Hemos perdido la habilidad de graficar el añejo símbolo de la enumeración de elementos. Con el pasar de los años nos hemos dejado llevar por la enumeración mediante puntitos, tildes, guiones, etc., o confiamos la tarea al ordenador. De esta manera, entramos en el nuevo milenio sin agilidad alguna en el dibujo del asterisco.
“El craso error de la gran mayoría es que la intersección de la cruz no coincide con la de la equis”, alega el vocero oficial de la Handwriting Asociation of Deutchesland (asociación que, por cierto, no pierde un segundo de su tiempo); “al no coincidir dichos puntos, el asterisco pierde validez y sale para el olvido”. Si bien hay algunos que se centran en hacer coincidir aquellas intersecciones, la gran mayoría olvida otros detalles.
“El asterisco no es sólo hacer coincidir en un punto cuatro líneas, hay más que eso”, continúa el vocero, “es sabida la definición de la Real Academia de los Símbolos Perrogativos de la Lengua Latina y Sajona: ‘el asterisco es el símbolo por excelencia de la enumeración; su correcta graficación depende de tres factores: extensión de las líneas, ángulo comprendido entre las mismas, punto común de intersección’”.
El vocero se extendió en su discurso por más de hora y media, pero en concreto dijo que el individuo debería prestar más atención a la hora de dibujar el símbolo, recordando los tres factores. Además, recordó, que no era cuestión de enumerar cualquier cosa, esto haciendo referencia a algunos comerciantes ingenuos de medio oriente, que al parecer enumeraban nudos en las sogas de pesca.
Por último, aseguró que el asterisco era la mejor forma de enumerar, y que a él le salen unos asteriscos de rechupete, “así que el que quiera enumerar, que los haga bien, que si no, no enumere, ¡y a otra cosa, mariposa!” concluyó.

(Nota: Agradecemos la traducción del alemán al español al doctor Laje)

Año I – Número 1

HORMIGAS FACILISTAS
Se ha detectado un nuevo fenómeno en las vastas tierras neocelandesas. Ya más de ciento cuarenta y seis hormigueros de considerable tamaño han sido inspeccionados a través de selvas y sabanas del país, detectándose en éstos un patrón común: las hormigas han cambiado muchas de sus costumbres.
En un 42% de dichos hormigueros, las hormigas obreras atacaron a sus capataces y cayeron en un sinfín de actitudes perezosa e inauditas (ya sea eructar como no saludar a la reina Isabel). En un 23% de los mismos, los obreros trabajan, pero menos de seis horas, con recreos varios en el medio; en un 34%, las hormigas obreras comen una ración del alimento que transportan antes de llegar al hormiguero. Aunque predecible, en sólo un 1% de los hormigueros se encontraron hormiguitas Woody Allen, que tratan de analizar su existencia filosóficamente.
Estos comportamientos traen como consecuencias sendas malformaciones en la tierra, que se humedece y tapa canales naturales antes mantenidos por las hormigas; hay un crecimiento discontinuo de pasto y una superoblación creciente de ramitas en el suelo.
La principal causa, declara algunas hormiguitas coloradas, es el pisoteo continuo sufrido por tres años seguidos durante la filmación de la trilogía de The Lord of the Rings. La tranquilidad ininterrumpida de las tierras de Nueva Zelanda era lo que sostenía el ecosistema en orden. Peter Jackson trató de disculparse, pero riendo, de tal manera que las hormigas no aceptaron ni a gancho sus excusas.
El gobierno neocelandés y Greenpeace, así como el retirado Michael Jordan, trabajan para llegar a la solución del problema.

DESCARGA

Créditos